La historia que censuró esta página

La historia que censuró esta página
Hace una semana escribí en esta página una historia que me pasó hace poco, sin embargo nunca fue publicada por que consideraron que era demasiado “fuerte”… De manera que hoy voy a hacer un segundo intento. Esta vez trataré de “suavizar” los términos, sin restar ni una sola parte a la historia original…. Espero que la publiquen…

Para celebrar el 15 aniversario de matrimonio de mi hermana mayor, organizó un viaje a la amazonia ecuatoriana. El viaje sería de tres días y cuatro noches en los que recorreríamos el río Pastaza y exploraríamos algunos hermosos parajes de la selva húmeda ecuatoriana…

En principio viajaríamos cuatro parejas, sin niños, solo adultos, sin embargo a última hora cancelaron dos parejas y terminamos viajando solo mi hermana (Sara), su esposo (Mauricio), mi esposo Andres) y yo…

El lugar era increíble. muy exuberante y paradisíaco… Sin embargo me llevé una sorpresa cuando vi la cabaña en donde pasaríamos la noche… Era un solo ambiente, las dos camas estaban juntas una a la otra, la pequeña cocina y la mesa estaban cerca sin ninguna división. Solo el baño tenía una cortina que le daba algo de privacidad y las grandes ventanas no tenían vidrios ni cortinas, solo una malla de ceda que servía de mosquitero…

Al menos las cuatro personas que dormiríamos ahí eramos muy cercanas y no teníamos problema en dormir en una “cama general” como parecía…

La primera noche sucedió algo inesperado… Llegamos a las 6 pm a la cabaña por que en la selva el sol cae mas temprano. Estábamos mojados y necesitábamos bañarnos y cambiarnos la ropa. Sara se quitó la parte superior de su ropa dejando expuestos sus pechos a mi esposo. Yo creí que la exhibicionista de la familia era yo, sin embargo el hecho nos tomó por sorpresa y nadie dijo nada… Obviamente Andres la vio y seguro le gustó el espectáculo ya que de familia tenemos las tetas grandes…

Mi cuñado Mauricio es colombiano y muy desinhibido, no se guarda nada y es muy extrovertido como yo. El no dijo nada ni se sintió celoso por que su mujer muestre los pechos desnudos a otro hombre…Eso me motivó a hacer lo mismo… Me quité la ropa delante de todos y quedé en topless unos minutos… Esta vez, Mauricio me ve de lleno y dice en tono escandalosamente colombiano: -“epa, reina usted es igual de bella que su herxxxna, quién gana en tamaño de las niñas?” haciendo referencia al tamaño de nuestras tetas… Solo sonreí pero una vez mas Sara me da una cátedra de exhibicionismo y se acerca a mi y se vuelve a levantar la camisa que llevaba..

-“pues usted juzgue Mau…” dijo Sara

Las risas y lo espontaneo del momento hizo que todos lo tomemos con calma y alegría…

A la mad**gada me despertó el rechinar de la cama de alado… Me di cuenta de que estaban teniendo sexo a dos pasos de mi y yo podía escuchar detalles que pusieron mis ojos como luna llena… Sara susurraba: -” ay, ay, ay, no hagas ruido, ay…” y no solo eso, estaban tan cerca que incluso escuchaba el sonido de la humedad de su vagina siendo penetrada…Andres seguía dormido yo no quise despertarlo ni moverme para que no notaran que estaba despierta y por alguna enfermiza razón me excité…

Al día siguiente hablé con mi esposo de lo que había pasado y como el me conoce muy bien me hizo la pregunta clave: -“te excitaste?” y como no tengo vergüenza le dije: -“si mi amor, mucho”.

Amo tanto a mi esposo por que me comprende en ese tipo de temas que son “tabú”. Ambos acordamos hacer lo mismo, pero sin tener tanto cuidado con el ruido que provocamos.

Llegó la noche y empezamos a jugar poker en la cama, yo llevaba un vestido rojo corto, no llevaba bragas ni brasier (el mismo de la foto que acompaña esta historia). Sara se sentó junto a mi y en frente tenía a Mauricio. Me senté en posición de loto dejando mi vagina a su vista…No me importó nada de ahí en adelante. Yo estaba realmente excitada y el hecho de estar expuesta me excitaba aún mas…

A la mad**gada, Andres ya estaba dormido y yo lo desperté…yo estaba desnuda junto a el y empezamos a follar…Mis gemidos eran mas fuertes y la cama sonaba mas… de vez en cuando miraba a la cama de junto, pero no fue hasta después de unos 5 minutos que noté que ellos empezaron a follar también…

Y ahí estaba yo…teniendo sexo abiertamente, sin recato, sin vergüenza, haciendo algo que realmente podría ser causa de visitar a un psicólogo. Durante casi una hora, tuve una de las experiencias mas bizarras de mi vida…

Al día siguiente, hablamos los cuatro durante el desayuno… Acordamos no mencionar el trema y dejarlo así….

-“somos adultos Andres, ni que hubiéramos hecho algo malo…Tampoco es que compartimos mujer…No pasa nada” dijo Mauricio…

Cuando era niña, entré de golpe a la habitación en donde dormían mis padres…Los vi, pero ellos no me vieron…

Ahora entienden mejor por qué soy así, verdad?…

Bir yanıt yazın

E-posta adresiniz yayınlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir